miércoles, 18 de marzo de 2009

Verdades de Siempre.

La propiedad es fruto del trabajo, la propiedad es deseable, es un bien positivo en el mundo. Que alguien sea rico, muestra también que otros pueden hacerse ricos, y es esto un estímulo para el comercio, la industria y la empresa.

No dejéis que aquel que no posee una casa destruya la casa de otro, sino dejadlo que trabaje con diligencia y que construya una propia, asegurando así, como un ejemplo, que la suya no esté expuesta a la violencia cuando esté construida.

No se puede lograr prosperidad desalentando una economía prudente. No se puede fortalecer a los débiles debilitando a los fuertes. No se puede ayudar al asalariado restringiendo al patrono. No se puede llevar adelante la hermandad del hombre alentando el odio de las clases. No se puede ayudar a los pobres destruyendo a los ricos. No se puede establecer una economía sana con empréstitos. No se puede evitar una calamidad gastando más de lo que se gana. No se puede forjar carácter y valentía quitando al hombre su iniciativa y su independencia. No se puede ayudar al hombre permanentemente, haciendo por él lo que él pudiera hacer por sí mismo.

Abraham Lincoln, 1848.

Artículo proporcionado por Más Jóvenes Más Democracia, El Salvador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario