jueves, 16 de julio de 2009

El Continente al Revés

Por Leandro Bolívar

Ha quedado demostrado que el Socialismo del Siglo XXI es totalmente incompatible con el sistema democrático ya que el primero sólo es viable mediante la imposición; las constituciones le estorban, incluso aquellas que son concebidas bajo sus regímenes. Aquellos que se han cansado de levantar su puño en contra de las constituciones de sus respectivos países son los que claman por la democracia Hondureña, defendiendo en tierra ajena lo que no respetan en su propia casa. La "Revolución" esta pintada de ironías y cinismos.

La opinión internacional se ha visto dividida ante la oleada propagandística Chavista, han cedido ante las presiones impuestas por los países comprados por los petrodólares del gobierno Venezolano. Claman por el retorno al poder de un presidente que flagrantemente atentó en contra de la soberanía de su patria al intentar cederla al Imperio Chavista en construcción, y aquellos que jamás pensamos que caerían en este juego lo hicieron al primer empujón. El continente parece estar al réves...

Llaman Golpe de Estado a la destitución de un presidente que desconoció el llamado de las instituciones de la República Hondureña de abandonar la pretensión de hacer una consulta totalmente ilegal, en mi opinión el primer golpe lo dio Zelaya y por esta vez el que pegó primero no pegó dos veces.

Este tema es bien conocido por todos pero lo que hay que mencionar una y otra vez es que la presencia de Zelaya en el gobierno le permitía a Chávez la oportunidad de manejar a otro país de la región; es por esto que cuando las nuevas autoridades de Honduras expulsan a reporteros de Venezolana de Televisión y de TeleSur no están expulsando a periodistas que velan por la libertad de expresión sino a agentes del gobierno de Venezuela comisionados para alentar y financiar los disturbios en el país centroamericano.

Es del conocimiento público la presencia de altos funcionarios del gobierno Venezolano en Honduras que financian las manifestaciones a favor de Zelaya e intentan comprar la voluntad de militares Hondureños con maletines llenos de petrodólares. Es conocido por las autoridades Hondureñas el tráfico de armas a través de la frontera con Nicaragüa y se sabe que muchos agentes Castristas se encuentran en el país para coordinar los disturbios en contra del nuevo gobierno.

No es cuestión de un presidente depuesto por militares sino de un país que lucha por conservar su soberanía ante el proyecto expansionista de Hugo Chávez. Un Golpe de Estado no significa únicamente la remoción de un presidente, también implica el desconocimiento de la Constitución y las leyes vigentes, el desconocimiento de la voluntad popular y la rendición de los intereses de la nación ante proyectos personalistas apátridas que pretenden confinar todo el poder del Estado a una sola persona. Ante estas amenazas la OEA brilla por su ausencia, se ha dedicado a defender presidentes del Foro de Sao Paulo mientras voltea la mirada ante las demás violaciones a la carta democrática perpetradas por los gobiernos afines al Socialismo del Siglo XXI. No se puede esperar mucho del Secretario General de dicha organización "multilateral" ya que él mismo fue quien alentó el regreso de Cuba (bajo régimen dictatorial y cuya presencia ofende la mencionada carta democrática) a las filas de la OEA. Insisto, el continente está al revés.

Debemos apoyar al pueblo del hermano país centroamericano sin temor a ser llamados "golpistas" ya que ha quedado demostrado que las instituciones del Estado actuaron en contra de un presidente traidor a su patria, es hora de empezar a decir las cosas como son. No tenemos que esperar a que el continente se despierte de la borrachera petrolera para darnos cuenta del daño que le ha hecho el Socialismo del Siglo XXI a nuestros pueblos; por lo menos Colombia, Perú, Panamá, Mexico y Honduras ya han abierto los ojos. No esperemos a quedarnos sin Patria para reaccionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario