martes, 7 de septiembre de 2010

Soy Liberal y no lo sabía

Por JUAN MATEU


En la lengua española muchas veces se utilizan términos sin conocer bien su significado o muchas veces conociéndolo pero con la oscura intención de utilizarlos para manipular. En este escrito propongo tres términos en su definición taxativa tal y como aparecen el Diccionario de la Real Academia Española con el fin de que el lector sea libre de elegir, de manera racional, el concepto que más se adapte a sus principios y valores individuales:


Socialismo: Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes.


Socialdemocracia: Disidencia del Marxismo, consistente sobre todo en rechazar la orientación revolucionaria de la lucha de clases, y en propugnar una vía democrática hacia el Socialismo. Cada uno de los sistemas derivados del Socialismo que, al renunciar a la propiedad pública de los medios de producción, aunque no a su regulación y control, tienden a confundirse con el estado de bienestar capitalista.


Liberalismo: Actitud que propugna la libertad y la tolerancia en las relaciones humanas. Doctrina política que defiende las libertades y la iniciativa individual, y limita la intervención del Estado y de los poderes públicos en la vida social, económica y cultural.

Me llama la atención que gente de izquierda, muchos de los que fueron chavistas por convicción pero hoy se sienten estafados, digan que el desastre que está sufriendo Venezuela no es Socialismo, que el verdadero Socialismo es algo como lo que hay en España o Canadá. Pero si nos fijamos en la definición de la palabra Socialismo, nos damos cuenta que es justamente lo que promueve Chávez y su partido, en realidad no es una estafa, nuestros actuales gobernantes están claros: Lo que está haciendo Chávez es absolutamente compatible con la definición del Socialismo.


Pareciera entonces que los disidentes del chavismo tienen tremenda confusión de conceptos pero si giramos la vista hacia la mayoría de los partidos de oposición, se observa que ideológicamente están peor, ya que la mayoría propugna como ideología la socialdemocracia, es decir "una vía democrática hacia el Socialismo." Si nos restringimos al concepto real de la ideología que estos partidos predican, la consecuencia lógica es que pueden llevarnos, quizás por otro camino, al mismo lugar donde se está ahora. ¿Qué tal? Como dice el dicho criollo: “Tanto nadar para morir en la orilla.”


Quiero pensar, y tal vez caiga por inocente, que muchos de los líderes de oposición que hoy dicen ser socialdemócratas, lo hacen por ignorancia. Quizás les suena bonita la palabra o temen declararse liberales ante la intensa campaña de desprestigio y satanización de las políticas que defiende el Liberalismo.


Si la gente conociera este tipo de incongruencias se iría directamente hacia el tercer concepto: El Liberalismo. Me atrevería a afirmar que mucha gente, incluso militantes de estos partidos socialdemócratas, sin saberlo, son liberales y quieren que Venezuela se apliquen políticas liberales básicas tales como gobierno limitado, propiedad privada y economía de mercado. Estos son los principios que la oposición debe tomar como bandera, porque son realmente opuestos al sistema socialista que desde el gobierno se nos quiere imponer. El chavismo es una mezcla de Socialismo con Populismo y demagogia, lamentablemente exitoso en su promoción y propaganda, mintiendo y engañando, sin embargo si nos hemos de llamar opositores no podemos utilizar sus mismas estrategias. Sólo la libertad nos puede llevar en sentido opuesto, hacia el progreso y la prosperidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario